dd93ba5122534c22f7698fe44e4ecc76

El currículum es la primera carta de presentación ante un responsable de recursos humanos. Plasmar de manera clara y concisa nuestra trayectoria profesional en un papel es imprescindible, pues los reclutadores dedican una media de seis segundos a la lectura de cada currículum. Destacar los logros más significativos, prescindir de explicaciones accesorias y, sobre todo, cuidar la presentación para facilitar la lectura en diagonal son algunas de las pautas básicas a tener en cuenta cuando tratemos de redactar nuestra historia laboral.

El portal de búsqueda de empleo The Ladders ha elaborado una guía útil para elaborar un tipo de currículum que aumente las posibilidades de éxito del demandante de empleo o que, al menos, no sea descartado por el director de personal nada más verlo.

-Incluye las direcciones web de tus perfiles digitales. El 86% de los reclutadores reconoce que rastrea internet en búsqueda de información sobre los potenciales candidatos, siendo los perfiles en redes sociales una de sus principales fuentes. Por tanto, incluir las cuentas o blogs personales facilitará el trabajo de los encargados de personal, que agradecerán el ahorro de tiempo y valorarán positivamente la transparencia del candidato. Por tanto, la identidad digital debe estar bien cuidada, procurando utilizar siempre el mismo nombre en todas las redes.

-Limita los datos de contacto, los conectores gramaticales y las frases subordinadas. Basta con un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico que consultemos con la mayor periodicidad posible. En lo que concierne a la escritura también es imprescindible racionalizarla lo máximo posible, prescindiendo de conectores gramaticales y de frases subordinadas.

-Redacta con un orden cronológico inverso. Empieza por el final. Para los reclutadores de empleo es mucho más útil comenzar por conocer los últimos trabajos que has realizado. “El único caso en el que no es recomendable redactar el currículum con un orden cronológico inverso es cuando estamos buscando trabajo en un sector completamente diferente al que nos hemos desarrollado en los últimos años”, explican los autores de la guía de The Ladders.

El 86% de los reclutadores reconoce que rastrea internet en búsqueda de información sobre los potenciales candidatos

-Emplea palabras clave. Muchos reclutadores tratan de identificar en el currículum una serie de habilidades y capacidades claves para el puesto ofrecido que si no localizan a primera vista pueden inclinarse por rechazar al candidato sin más preámbulos. Por eso, es recomendable adaptar el CV a cada oferta de empleo, resaltando las capacidades y experiencia laboral previa que sea más acorde con el puesto para el que se trata de optar. Un consejo útil es incluir una breve descripción sobre la empresa, en el encabezado de la hoja, que denote nuestro conocimiento sobre la identidad corporativa (qué fácilmente se puede obtener en el apartado de ‘quiénes somos’ de su página web).

-Sintetiza los logros profesionales. Sé lo más conciso posible a la hora de enumerar tus logros, prescindiendo de densas explicaciones en párrafos largos. Una simple frase basta para dar una idea sobre esta cuestión. Por ejemplo, debajo de cada empleo que hayamos tenido se puede poner un guión con la contribución personal que se ha hecho a esa empresa.

-Recurre a los espacios en blanco. Un buen formato de texto es clave para que el reclutador reconozca tus puntos fuertes y no se quede en lo accesorio. Para ello, los espacios en blanco que dividan en bloques tu trayectoria profesional y la categoricen son de gran ayuda. En este sentido, también es recomendable prescindir de los colores y utilizar una fuente de letra estándar. Las imágenes accesorias, los gráficos poco inteligibles, los encabezados o los pies de página también sobran.

-Coloca tu formación académica en el último lugar. Siempre y cuando no seas un recién licenciado, la formación académica siempre debe aparecer al final del currículum. Asimismo, los responsables del portal de empleo recomiendan no incluir la información relativa a la formación básica, como el colegio en el que se ha estudiado o la nota media.

-No incluyas cartas de recomendación si no son del sector para el que se pretende trabajar.

Tres-E: Facebook | Twitter | Blog | Web

Fuente.

Anuncios